Ulrich Kössl

Nice to meet you...


ENTREVISTA

• ¿Cuánto tiempo lleva en Kuhn Rikon?

Desde el 1 de octubre de 2015.

• ¿En qué departamento trabaja?
Trabajo como Jefe de Diseño Industrial, además de mi propio trabajo creativo, apoyo a nuestros cuatro diseñadores. También soy la persona de contacto para el equipo de ventas, marketing y gestión de productos. Recibo mucha información de todas las discusiones, y con ella intento que sólo los aspectos correctos participen en el desarrollo del diseño. Y combinarlos con factores de diseño como funcionalidad, economía y ergonomía.

• En su opinión, ¿cómo se consigue un buen diseño de producto?

El buen diseño de un producto abarca varios factores: desde el punto de vista del consumidor, hasta la forma, el material y el color son importantes, ya que tienen una fuerte influencia en la decisión de compra. Sin embargo, un buen diseño también debe fortalecer siempre la marca y traer consigo un valor de reconocimiento. Por último, pero no menos importante, hay que respetar las normas de buenas prácticas empresariales. Esto es porque, por muy bonito que sea el diseño de un producto, si sus costes de producción, y por tanto el precio, son demasiado altos, no producirá ningún beneficio.

• ¿Qué diseños clásicos son los que más le gustaría hacer?
Mi lista de deseos es al menos tan larga como la de un niño para Papá Noel. Pero en primer lugar probablemente sería la variación de acero de "The Big Easy" de la silla de diseño de Ron Arad.

• ¿Qué productos de Kuhn Rikon son sus favoritos – estéticamente hablando?

Del pelador Swiss Metallic y la serie de sartenes Montreux me gusta particularmente su formalidad y la integración distintiva de la cruz suiza como sello de origen. También soy un gran fan de las sartenes Blackstar que, con su aspecto arcaico y atemporal, son un ejemplo perfecto de diseño que dura y dura. Además de las sartenes de hierro fundido, que son un verdadero juguete para adultos.